IV Encuentro de Formación Sindical para delegados de UTE 2017

DSC_0088-600x344
La semana pasada se realizó el cuarto encuentro de Formación Sindical 2017 de la Unión de Trabajadores de la Educación. Dieron la bienvenida la Secretaria de Educación y Estadísticas, Angélica Graciano, y el Secretario General, Eduardo López.

Luego se desarrolló un panel con la participación de Darío Sztajnszrajber sobre Pensamiento crítico y educación. Al término del debate y en el marco del encuentro se procedió a la firma de un convenio con el Credicoop con el objetivo de facilitar a los afiliados de UTE el acceso a los beneficios del Banco.  Durante el panel de  la tarde se habló de los procesos de mercantilización de la educación con la presencia de la pedagoga Adriana Puiggrós.

En el primer panel Darío Sztajnszrajber inició su intervención planteando que: “la filosofía no genera placer, no da tranquilidad. No resuelve problemas. Es improductiva. Una pérdida de tiempo.” A partir de allí señaló la dualidad entre la crítica y la normalización. Una contradicción, según él, esencial a la escolarización. Hacerse cargo de esta contradicción para correrse de lo establecido como lugar de partida, para salirse de aquello que no cuestionamos.

Al ubicar a la filosofía como anormalidad y la amistad como relación de poder propuso la pregunta acerca de si toda relación es un encubrimiento de la relación de poder.

En relación al poder, propuso pensar que la problematización de la educación nos fue expropiada por los medios hegemónicos.

Luego analizó las dos lecturas de la frase de Michel Foucault: “Dónde hay poder hay resistencia”. El poder implica la resistencia como oposición y como complemento funcional. No se resiste solo contra el poder sino también contra la resistencia construida por el poder. Es decir, asigna a la resistencia un lugar preestablecido y hasta cómodo. El poder no es sólo represivo, prohibición y permiso, externo al sujeto. El poder también normaliza. Es interno al sujeto. Lo sujeta.

Por eso, para este pensador, el neoliberalismo concibe al conocimiento como mercancía, reduce la educación a su intercambiabilidad, a su valor de cambio. Elimina su valor de uso, que es la libertad. La escuela hasta ahora pondría de manifiesto esa relación saber/poder.

Durante el panel de la tarde se habló de los procesos de mercantilización de la educación con la presencia de Adriana Puiggrós, quien comenzó su intervención mencionando a los pedagogos “importados” de la teoría de la administración, que intentan prescribir protocolos de lo que debe ser un docente. Puiggros afirmó, contra esta idea que “más allá de las concepciones que tenga cada docente, en el aula se produce un vínculo humano entre docentes y alumnos. Que no puede reemplazarse como pretende la desescolarización neoliberal”.

Luego se refirió al daño que produce a la escuela pública el ingreso de las corporaciones. En 2013, puso como ejemplo, que la facturación en Estados Unidos del negocio de la educación, superó a la del Fútbol Americano. Pese a lo que calificó como “epidemia de evaluación”, advirtió que  los países o ciudades con mejores resultados en Pisa se están retirando de las pruebas ya que consideran que no ayudan a sus sistemas educativos. Y ejemplificó con los casos de Shangai, Finlandia y Taiwán.

Cerró su intervención señalando que “la discusión hoy no es una escuela privada más o menos sino el desembarco de las corporaciones y la desescolarización que busca terminar con el trabajo de los maestros”.

En el cierre, Eduardo López respondió al eje discursivo del neoliberalismo que sirve para justificar la época más desigual en la historia de la humanidad: “Dicen que quieren menos Estado pero es mentira, quieren un Estado fuertemente armado que garantice la transferencia de riquezas de los sectores populares a unas pocas empresas o familias. Por eso les hace ruido la escuela, porque hace del conocimiento un derecho y ellos necesitan que sea una mercancía. Eso es la ‘Campaña del desierto educativa': apoderase de las tierras y el conocimiento”.
FUENTE: ute.org.ar

 

Etiquetado en:    

Forman parte